miércoles, 29 de octubre de 2008

SIEMPRE HAY UNA CANCIÓN PARA CADA MOMENTO

La música siempre nos ha ofrecido ese carácter de identificación personal con sus letras...las canciones siempre juegan ese papel de comprensión al decir "esa canción refleja mi vida o lo que siento ahora". Debo decir que muchas canciones de todo tipo de género han influenciado en mí como desahogo emocional, pero ninguna como esta poesía vuelta grunge llamada Black, en la voz de Eddie Vedder, del grupo Pearl Jam. Por mas que pierda la noción de cuantas veces la haya escuchado (como casi 4 veces al día) todavía me queda esa compañía en cada letra de la canción, en cada sensación, en cada sonido, en la voz y en cada instrumento. Black, es una canción que refleja lo que hoy siento, lo que hoy padezco y lo que hoy refleja mi vida: todo está tatuado de negro, una situación tan fuerte como es la resignación hacia alguien que sabes que no va a estar a tu lado, una persona que amor no te puede ofrecer y como bien lo muestra la ultima parte de esa canción, cuya estrofa más me identifica: Sé que tendrás una vida hermosa, Sé que serás el sol en el cielo de alguien más pero por qué no puedes serlo en el mío. Ya en capítulos anteriores de este blog he expresado lo que ha acontecido en mi vida estos últimos meses...y la decisión que haya tomado fue en parte de esta canción y de esa última parte ya mencionada; pues aún recuerdo cuando tomé la decisión de enfrentar a esa persona y arriesgar más de lo que haya ofrecido y decirle por fin lo que más sentía; esta canción me ayudó porque al escucharla me daba con la sensación de que no estaba tan solo con este sentimiento...y es que la voz de Eddie Vedder te hace sentir ello, que los sentimientos se comparten en distintos espacios y tiempos. Y es que la música nos ofrece eso y más, un cosquilleo en lo que metafísicamente se denomina alma, un espacio en donde nuestra más íntima soledad se ve reflejada, en donde la melancolía y la felicidad van de la mano, un espacio donde se amplia nuestra locura inicial.
P.D: Disculpa por tomar la frase de tu blog...

1 comentario:

Marla dijo...

Hola! Yo no lo podría haber explicado mejor...Siempre hay una canción que nos acompaña cuando estamos tristes y también otra que comparte nuestras risas...Muchas veces nuestros sentimientos se ven reflejados en una canción y esa canción nos ayuda a recordar o, a veces, a olvidar...

Un saludo!
P.D.: A mi tb me encanta esta canción!