domingo, 7 de diciembre de 2008

C/S EXPERIENCIA


Como decíamos ayer…

Fray Luis de León


En estos últimos días he afrontado el difícil paso de buscar un trabajo...y digo difícil porque uno nunca está conforme con su trabajo y lo que más desea es encontrar un oficio cómodo y agradable y ello nunca lo especifican en los avisos (y si lo dicen no lo voy a creer) sin embargo, debo aceptar que como reto es motivador y si lo llego a encontrar pues mi vida cambiara un poco y eso ya es demasiado para lo que ha acontecido este año pues qué más me puede suceder. Además hay una necesidad enorme por trabajar, nunca creí que diría esto pero es real, y son por dos razones pero la primera es suficiente: Descubrí que el dinero es necesario para una mejor diversión. Tal vez suene malsonante para personas que vean muy superficial esta problemática pero dentro de mi realidad esto es muy cierto. Antes no lo consideraba así, es más,era de las personas que creía que sin dinero creía divertirse (o tal vez sí lo hacía) pero los tiempos cambian.



Ayer mientras conversaba con un amigo me preguntó que planes para fin de año...y la respuesta fue :"lo de siempre"...y ahora me pregunto que es "lo de siempre";¿ir a una reunión social sin nada más que las ganas de divertirse? No, ya no estoy para eso, para el 2009 me esperan eventos que si me los pierdo, sé que me arrepentiré por toda mi larga o corta vida.



Por última razón, esta la presión familiar, ya sea directa o indirectamente no dejan escapar el mensaje de "ya es hora de que trabajes". Aunque no entiendo el porqué, yo no sé a quien molesto estando en mi casa sin más que hacer; es a mí a quien debe molestarme.



Por eso y más razones, me inmiscuí en la larga lista de personas que cada domingo leen en El Comercio, sección Empleos un alentador aviso que brinde una mínima luz de oportunidad laboral...Y es en este mes donde se incrementan las esperanzas para muchos pues la campaña navideña siempre quiere personas ansiosas de que las exploten; ojalá y,para eso toco madera,(aunque no soy supersticioso) no sea yo uno de los explotados...no quiero vestirme de Papá Noel, no quiero ser jalador ni volantero por campaña.

Seguiré con mi tarea de encontrarme un trabajo que pueda sostener y durar por lo menos un tiempo más de lo esperado...sé que me va hacer bien.


1 comentario:

roma dijo...

Suerte con eso,siempre y cuando termine gustándote lo que haces...¡qué mejor! (de otro modo las felicitaciones serían hipócritas)

Saludos verdes.