viernes, 13 de junio de 2008

QUE FRÍO HACES, SOLEDAD.


Que frío haces, soledad;
y llueves tan de prisa que tus frías gotas derraman angustia a este ser que no sabe amar.

(¿Yo?)


Los últimos días se mostraron muy sombríos, cabe más decir que en mi país estamos en temporada o bien de otoño o de invierno (tal vez no sepa de esto pero el problema es que hace frío) y que el cielo demasiado gris se hace notar opacando con sus nubes fèbriles. Y no es que yo deteste el frío pero en temporadas así, hay algo que no llegó a superar...la soledad.

Quisiera saber si existe una relación entre el frío y la soledad, a veces uno siente que la sensación se agudiza más en temporadas frívolas y grises...eso no quiere decir que es una queja sino que a partir de conceptos de varios amigos, percibì que relacionan dichos términos: "Hace frío y uno necesita de un abrigo"...tal vez sea un enunciado correcto pero tambien puede la soledad misma darnos ese calor que anhelamos. La soledad no es perjudicial, no es como mucho la catalogan; hace poco participé de un foro por internet cuyo título mencionaba la interrogante de cómo combatir a la soledad...lo más curioso de la encuesta es que las participacines no iban en torno a como combatirla sino a como asociarla. Tomaban la sensación de estar solo como un agradable estado similar a la estación del invierno. El frío inspira desahogar lo que uno reprime en sus emociones, cosa similar ocurre con la soledad...las fuertes lluvias no nos hacen sentir débiles sino más propensos a la desprotección (no es lo mismo que ser débil).


No me animé a dar respuesta a ese foro, solo me limité a tomar tales respuestas para una posible inducción (¿o deducción?)...a pesar de todo, que agradable es la soledad si se sabe manejarla, además de ser oculta tras las falsas compañías que uno cree tener, podemos estar rodeados de varios "amigos" pero aún así no logramos encontrar al verdadero.


Hoy la soledad nos acompaña a todos, en algunos se aleja pero promete volver...en otros cobija a diario y brinda su extraño calor.


Concluyo con una frase que me gustó:


"Esta estación no es posible sin tus pasos, soledad"

3 comentarios:

J[ü]Яg∑N! dijo...

Excelente ensayo, a veces miro por la reveladora mirada al gris cielo, y me pregunto si este helado invierno tiene sentido...
Bueno, acerca de lo de unirse al proyecto antireggaetón, si es que es peruano, debe ir a:
www.m-a-r-p.blogspot.com
Es el único blog de opinión en contra del reggaetón existente en el Perú.
Me encanta su blog, ¿y si hacemos un linkeo?

J[ü]Яg∑N! dijo...

Perdón, no es 'reveladora mirada', sino 'reveladora ventana'. Qué imbécil...

Sol dijo...

Qué lindo escribes. Vuelvo.